Asamblea declara el 15 de noviembre, día de las luchas populares

Imprimir
Categoría: Política
Fecha de publicación

Con 117 votos, el Legislativo declaró el 15 de noviembre de cada año como el Día Nacional de las Luchas Populares, con lo cual esta fecha se incluirá en el calendario cívico nacional.

 

También estableció medidas de reconocimiento en homenaje a los trabajadores asesinados en la masacre ocurrida en 1922, en Guayaquil.

En esa ocasión, se dio la primera gran huelga general del país. Miles de trabajadores fueron asesinados durante el gobierno de José Luis Tamayo. Ese episodio se constituyó en una fecha obligatoria y emblemática de recordación en la historia de la lucha obrera ecuatoriana, por el reconocimiento, respeto y ampliación de los derechos laborales.

Julio César Quiñónez, vicepresidente de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, al hablar de la necesidad y sacrificio que han movilizado a ciudadanos por alcanzar justicia y equidad, hizo un llamado a recordar los valores como los principios fundacionales que motivaron a tomar esta lección histórica.

“Esta fecha debe unirnos en los acuerdos fundamentales para servir al pueblo, para cumplir los sueños colectivos que todavía esperan su realización y entregar leyes que sean instrumentos efectivos para la construcción de una sociedad cada vez más justa y hermanada”, sostuvo.

Para este efecto, el Legislativo colocará en su sede y en el malecón del río Guayas una placa conmemorativa con los nombres de los caídos y desaparecidos, o en su defecto, la leyenda: “En memoria de la masacre obrera ocurrida el 15 de noviembre de 1922 en Guayaquil”, como reconocimiento eterno a las luchas populares por alcanzar conquistas laborales.

A su vez, Liliana Durán, presidenta de la Comisión de los Trabajadores, dijo que con el objeto de mirar al pasado para corregir los errores y defender los aciertos, hay que conmemorar las jornadas de lucha de los trabajadores en noviembre de 1922, así como las luchas populares de mayo de 1944 y el 18 de octubre de 1977. Estas fechas constituyen momentos históricos de la presencia combativa de los trabajadores del país, de las cuales hay que sacar lecciones para encausar la lucha hacia la conquista de nuevos objetivos históricos como se hace con la construcción del nuevo Código del Trabajo.

“Hay días de la historia que parecen extraídos de los cuentos de terror”, expresó Encarnación Duchi, al cuestionar que ciertos gobiernos autoritarios criminalizan la lucha popular. “La masacre del 15 de noviembre de 1922 sirvió para despertar la conciencia de la clase obrera y permitió que los diversos grupos de la sociedad se organicen para reclamar sus derechos”, manifestó.

En tanto, Silvia Salgado subrayó que en homenaje a los trabajadores debe hacerse un control político y convocar cada año a las autoridades encargadas de materializar los derechos de los obreros. Mientras, Sofía Espín resaltó que la masacre del 15 de noviembre fue el inicio de las transformaciones sociales de los trabajadores ecuatorianos.

Por su parte, Luis Fernando Torres recordó que el 15 de noviembre de aquella época surgía y se fortalecía el movimiento popular proletario. (I)